Las verduras son alimentos clave para una nutrición sana y además pueden despertar nuestra curiosidad estética. Ciertas verduras son claves para nuestro consumo sobre todo las de origen orgánico y además nos aportan colores a nuestro día a día. Entre bellos colores encontrados en los vegetales son púrpuras, verdes, rojos y naranjas. 

Por ejemplo, verduras como la remolacha con sus colores púrpuras debido a su composición con un pigmento denominado betacianina. Además, contiene flavonoides que son sustancias que reducen el riesgo de padecer cáncer y potentes antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento ante el exceso de toxinas y smog (tan crítico para los que habitamos las ciudades densamente pobladas). Esta verdura púrpura tan versátil también es rica en potasio, hierro, ácido fólico, zinc, magnesio y selenio (micronutriente esencial y muy escaso en otros alimentos). 

En los verdes, encontramos verduras como la acelga y la espinaca que debido a su modo de producción requieren muchos cuidados por ser consideradas de “hoja” y su consumo es directo. Con lo cual, la modalidad orgánica que no aplica agroquímicos foliares son claves ya que al consumir de manera orgánica evitamos residuos químicos en las hojas. Las verduras de hoja, están compuestas principalmente por agua pero además contienen vitaminas C, E y provitamina A. Esta última mejora la visión, la piel y los huesos. Su riqueza en vitaminas además provee mejoras para problemáticas como la anemia y eleva las defensas del organismo.

En los colores rojizos y naranjas, encontramos los pimientos con diferentes variedades que son vegetales ricos en contenido de agua pero también de fibra. Sus colores son debido a un pigmento llamado capsantina que tiene función antioxidante y además son muy saludables para prevenir las enfermedades inmunológicas.

Verduras coloridas y sanas como la remolacha, de hojas y pimientos orgánicos podés encontrarlas en el Box de Temporada de Jardín Orgánico.