-->
Post placeholder image

Argentina aún no fija posición sobre el cambio climático

GREENDLAND/

A menos de dos meses de la Cumbre de Copenhague, el Gobierno no ha dicho cuáles serán los compromisos a asumir para revertir el fenómeno. La presencia de Al Gore reavivó el debate.

A menos de dos meses de la Cumbre Climática en Copenhague, Dinamarca, en la que los países del mundo intentarán ponerse de acuerdo para frenar la emisión de dióxido de carbono, Argentina no ha terminado de concretar una posición al respecto.

Mientras tanto, desde el sector científico local reclaman mayor compromiso para alcanzar el desarrollo de energías renovables, tal cual propusiera Al Gore, miembro del Panel Intergubernamental para el Estudio del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en su visita a la Universidad de Congreso el jueves.

El tema para Argentina es muy complejo, porque como otros países en desarrollo no es un gran emisor de gases, pero sufre sus consecuencias de forma directa.

Esto significa en la práctica que además de desarrollar tareas de mitigación, como detener la tala de bosques nativos, debe procurarse una estrategia para adaptarse al cambio climático. Por ejemplo, aprovechar los recursos renovables, como el viento o el sol.

Sin embargo, desde la Secretaría de Ambiente nacional no hay definiciones sobre el rumbo a seguir, aún cuando países vecinos como Brasil ya pidieron un resarcimiento económico a los países desarrollados a cambio de evitar la desforestación del Amazona.

Ricardo Villalba, director del Ianiglia y colaborador del IPCC, explicó que Argentina no emite grandes cantidades de gases, pero con los pocos recursos disponibles debe planificar la realización de todas las actividades económicas de manera sustentable.

Enfático, Villalba expresó: “Nadie está pidiendo detener el mundo, sino hacerlo limpio, hacerlo sustentable. No estamos diciendo que hay que detener las fábricas, sino que seamos más eficientes en el uso de combustibles de origen fósil, en lugar de sacar todos nuestros autitos, ir en colectivo. Porque de todos modos vamos hacia un día en que el petróleo se va a acabar y tenemos que pensar qué posibilidades existen cuando llegue ese momento”.

“Estamos en contra de la idea de que el mundo es una fuente inagotable de recursos, eso es una falta de realidad”, señaló.

En este sentido, Villalba destacó de la exposición del ex vicepresidente estadounidense Al Gore haber puesto el eje de la transformación en el hombre y no tanto en las tecnologías.

Según Villalba, Gore expuso “claramente su preocupación por el mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos, nuestros nietos. Pensar en un planeta que no tenga el Ártico, montañas con muy pocos glaciares, sectores con altas precipitaciones, continuar con procesos de desforestación global. Justamente, Al Gore planteó el compromiso generacional que tenemos hacia las generaciones futuras, que nos reclamarán qué hicimos, qué decisiones tomamos para evitar un cambio irreversible del planeta”.
La ley de glaciares en espera
Una de las deudas pendientes que tiene Argentina con el clima es la legislación para preservar los glaciares y las zonas periglaciares, únicas reservas de agua dulce.

El año pasado, la presidenta Cristina Fernández vetó la ley de inventario de glaciares con la promesa de hacer una norma mejor.

La oposición y distintos organizaciones sociales señalaron que la actitud de Fernández se debía a la presión de empresas mineras.

Hasta hoy no hubo avances en la discusión de un proyecto de protección de glaciares.

La misma situación se replicó a nivel de la Legislatura local, hubo muchas afirmaciones sobre la intención del Gobierno de proteger a los glaciares, pero ninguna acción.

Por Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar

Fuente: Diario Uno

No Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

HomeCategoriesAccountCart
Search