El consumo de quinoa con una frecuencia por ejemplo, dos veces por semana, ayuda a prevenir enfermedades como cáncer de colon, diabetes y cardiovasculares. El grano andino, dado que se producía inicialmente en esa región, posee aminoácidos esenciales, proteínas vegetales, fibras, grasas saludables y vitaminas. En particular, el alto contenido de fibra permite una rápida digestión de las comidas. También, al contar con carbohidratos complejos de lenta absorción se ralentiza la llegada a la sangre a diferencia del azúcar. Por eso, es ideal para el consumo para personas con tendencia diabética (su índice glucémico es muy bajo) o para su prevención. 

Productos que incorporan semillas de quinoa a la dieta cotidiana como la granola de Jardín Orgánico es una fuente muy importante de propiedades nutricionales como ácidos grasos poliinsaturados (como el Omega 3 y 9) y además de nutrientes esenciales que se encuentran en muy baja proporción en otros alimentos, principalmente los ultra procesados. Otros beneficios de esta semilla considerada como “pseudocereal” (dado que es una especie dicotiledónea que son aquellas plantas de hoja ancha que se usan de la misma forma que los cereales):

  • Es una gran fuente de energía de liberación lenta.
  • Es rica en minerales, como el hierro, el fósforo, el magnesio (esencial para reducir la presión arterial), el manganeso, el potasio, el cobre, el zinc y vitaminas B2 y B3.
  • Es un alimento apto para celíacos, ya que no contiene gluten.
  • Es un potente antioxidante por su contenido en flavonoides.
  • Posee propiedades hidratantes y por ello es muy usada en recetas de estética también.

La granola con quinoa es un alimento súper nutritivo que sirve para dietas veganas dado que todo es de origen vegetal y apta dieta celíaca también. Podés encontrarla en Jardín Orgánico.