Los productos derivados de algunas especies vegetales aportan elementos esenciales para un correcto funcionamiento del cuerpo internamente y mejoran el exterior. Algunos productos naturales son de consumo directo, sin embargo hay otros que se pueden aplicar en una zona afectada o bien para proveer hidratación o suavización de la piel. Un claro ejemplo es la planta de Aloe Vera y su carnoso interior, donde se alojan unos canales con una sustancia acuosa denominada acíbar. Este compuesto es la savia de la planta y cuenta con alto contenido de vitaminas (B2, B3 y Ácido fólico, entre algunas), minerales (como por ejemplo, Calcio, Magnesio, Potasio y Zinc) y aminoácidos (algunos de ellos esenciales, es decir que deben ser ingeridos por fuentes externas ya que no pueden ser sintetizados por el cuerpo humano) que brindan numerosos beneficios a la salud. El Aloe Vera posee amplios usos en la industria alimentaria, farmacéutica y cosmética; la parte más utilizada de esta planta es el gel de acíbar no sólo debido a sus propiedades para el funcionamiento sino también por ser de carácter, antioxidantes y terapéuticas.

Algunos usos de los productos hechos en base al Aloe Vera son:

  • Hidratación del cabello y para evitar la pérdida o la aparición de caspa
  • Tratamiento para el cuidado de la piel: debido a que actúa como un antiséptico natural además de proveer alta hidratación por contener mucopolisacáridos que retienen la humedad; puede usarse para tratar heridas o quemaduras ya que otorga sensación de calma y acelera la cicatrización.
  • Reducción de inflamación de las articulaciones y los músculos: ideal para personas con prácticas intensas de deportes 

El Jardín Orgánico contiene productos con Aloe Vera para diferentes usos tanto cosméticos como de higiene y consumo para favorecer una buena nutrición y asimilación de sustancias indispensables para el bienestar. Puedes encontrar lociones, geles, jabones, cremas o jugos de bebida de Aloe Vera en la web de Jardín Orgánico.