Nos sumamos a la campaña para solicitarle a las autoridades de Argentina y el resto de los países de Latinoamérica, la prohibición inmediata del uso del glifosato, catalogado como “posiblemente cancerígeno para seres humanos” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Greenpeace comenzó la campaña “Decile No al Glisofato”, luego de la declaración de la OMS que señala que el glifosato, el herbicida más utilizado en todo el mundo, podría generar cáncer. Ciudadanos afectados y organizaciones ambientalistas, Greenpeace entre ellas, vienen denunciando la toxicidad de los pesticidas y sus efectos negativos para la tierra. Los estudios recientes del organismo internacional confirman estas denuncias contra los insumos químicos utilizados en agricultura, entre ellos el glifosato, el ingrediente activo del producto “Roundup” de Monsanto.

En los últimos 22 años el consumo de agroquímicos en Argentina aumentó un 858%, mientras cada vez son más los vegetales e insectos que desarrollan resistencia a estos productos. Su uso se incrementó significativamente a raíz del desarrollo de variedades de cultivos transgénicos de soja, maíz y algodón. A nivel local también está permitido en yerba mate, vid, trigo, girasol, hortalizas, pasturas, cítricos y algunos frutales como manzana, pera o membrillo.

En 2014, este producto químico afectó cerca de 90 millones de hectáreas y miles de pueblos latinoamericanos. Mientras tanto, los ingresos de Monsanto fueron de 15.900 millones de dólares.

Los ambientalistas reclaman al Ministro de Agricultura una prohibición de emergencia para el glifosato.

Participá ahora. Pedile al Ministro de Agricultura una prohibición de emergencia para el uso de glifosato. Firmá acá: http://goo.gl/evgZQM