El 22 de abril de 1970 fue instituido el Día de la Tierra  para impulsar la  concientización del valor de conservar nuestro planeta, para mantener una relación más armónica con la naturaleza.

Este año se pone el foco de atención en las “ciudades verdes”, para hacernos reflexionar sobre la necesidad de lograr un medio ambiente saludable y sostenible en las áreas urbanas.

Si bien podríamos resaltar que en este siglo se ha hecho más daño a la Tierra que en toda la historia anterior de la humanidad, hoy quizás podamos tomar a este día para mirar nuestra casa con optimismo y pensar la posibilidad de generar un cambio.  Es indispensable, y sin duda en los millones de seres humanos está la capacidad para hacerlo. Lo que está en juego no es sólo el planeta, sino también y en consecuencia nuestra calidad de vida.

Es un día para celebrar y promover un planeta más saludable. Una oportunidad para proponer acciones y soluciones viables y concretas; desde acciones simples, como plantar árboles y realizar actividades de reciclaje y juegos, hasta cambios estructurales. Es un día para promover el arte como instrumento para alcanzar una relación mas armónica con el entorno: quizás el lenguaje artístico pueda lo que las palabras y las cifras a veces no pueden.

Considerando que la mitad de la población del planeta vive en ciudades, resulta indispensable ayudar a que éstas sean más sostenibles y reducir su huella de carbono.

La asociación “Earth Day Network” lanzó en el otoño de 2013 la campaña “Ciudades verdes” para ayudar a las ciudades de todo el mundo a ser más sostenibles y reducir su huella de carbono.

La campaña se centra en tres elementos clave: energía, edificios y transporte, con el objetivo de ayudar a las ciudades a acelerar su transición a una más limpia, más saludable y un futuro más viable económicamente a través de mejoras en la eficiencia, las inversiones en energías renovables, y la gestión de recursos.

Energía Limpias

La mayor parte del mundo se basa en la actualidad en las estructuras obsoletas de generación eléctrica que son extremadamente ineficientes y sucias. Para ayudar a las ciudades a ser más sostenibles, es necesario rediseñar el sistema actual, la transición a fuentes de energía renovables.

Edificios Verdes

Los edificios representan casi un tercio de todas las emisiones globales de gases de efecto invernadero. A través de la simple eficiencia y mejoras en el diseño de los edificios se puede reducir drásticamente esas emisiones. Para hacer realidad esta visión, las ciudades necesitan para actualizar las ordenanzas, cambiar los códigos de construcción basados ??en el rendimiento, y mejorar las opciones de financiación.

Transporte Sostenible

El transporte es la fuente más grande de emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo, tres cuartas partes de los cuales proviene directamente de los vehículos de carretera. Para reducir estas emisiones y la contaminación resultante, tenemos que mejorar las normas, aumentar las opciones de transporte público, invertir en un transporte alternativo, y mejorar el caminar en la ciudad hacia una movilidad sostenible.

 

Con la imaginación, la capacidad y los recursos disponibles, las ciudades del futuro pueden ser muy diferentes de las ciudades de hoy y brindar una mejor calidad de vida.

Este  Día de la Tierra es una oportunidad para aprovechar la infinita creatividad humana para transformar las ciudades y así vivir mejor.

El recordado astrónomo Carl Sagan decía que la Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Todas las acciones que podamos realizar en favor de nuestra casa y planeta no son sino el reconocimiento de nuestra responsabilidad para preservar este punto azul pálido que es nuestro planeta en el universo.

 

Les compartimos este video:

¿Y si pensamos en ciudades verdes?