Buenos Aires, 12 de noviembre de 2013.-

Esta madrugada llegó a la estación de Ladozhsky en San Petersburgo, Rusia, el tren que trasladó a las 30 personas detenidas por realizar una protesta pacífica contra la extracción de petróleo en el Ártico. Al llegar a San Petersburgo el vagón que transportaba a los prisioneros fue separado y trasladado a un kilómetro de la estación. Luego las autoridades rusas emplearon autobuses para trasladar a los detenidos, rodeados de una gran cantidad de policías.

Todavía se desconoce a qué centro de detención serán trasladados y existe la posibilidad de que los 28 activistas de Greenpeace y los dos periodistas independientes sean distribuidos en diferentes dependencias de San Petersburgo. Greenpeace cuenta con un equipo legal y personal de apoyo en esta ciudad.

“Este es un nuevo capítulo en esta historia, pero sin demasiados cambios. Son hombres y mujeres inocentes que se encuentran detenidos bajo cargos falsos y amenazados con cumplir largas penas de prisión por un crimen que no cometieron. Los activistas protestaron de forma pacífica, impulsados por sus convicciones, y están siendo castigados injustamente. Deben ser liberados de inmediato”, declaró Ben Ayliffe, vocero de la campaña de Greenpeace en defensa del Ártico.

Usualmente, luego de un traslado entre prisiones, las autoridades rusas establecen un periodo de cuarentena para los detenidos, para evitar posibles contagios de enfermedades infecciosas. Esto puede durar un tiempo relativamente corto, durante el cual los abogados defensores no tienen acceso a los detenidos.

 

El próximo 24 de noviembre termina el período de detención de dos meses establecido por el Tribunal de Distrito de Leninsky de Murmansk. Si el Comité de Investigación ruso decide extenderlo, deberá presentar una solicitud al tribunal de distrito competente en San Petersburgo, una semana antes de la fecha (el 17 de noviembre). Después de presentarse esa solicitud, se realizarán audiencias para los 30 detenidos que deben completarse antes del 24 de noviembre. Greenpeace espera que estas audiencias tengan lugar de forma continua durante la semana del 17 al 24 de noviembre. El Comité de Investigación puede pedir un periodo máximo de investigación no mayor de cuatro meses, aunque en un principio, también podrían pedir menos tiempo.

Los activistas fueron detenidos el pasado 19 de septiembre por la Guardia Costera Rusa (1), al intentar denunciar de manera pacífica los riesgos ambientales de la extracción de petróleo en el Ártico que pretende realizar la empresa energética Gazprom, socia de Shell. Hasta el momento, más de dos millones de personas en el mundo firmaron la petición para que los activistas sean liberados.
Si aún no lo hiciste participá ahora. Exigí la liberación de Camila, Hernán y los 28 detenidos, hacé click aquí

 

Además, te compartimos  el video de Camila antes de participar de la acción pacífica por la que ella y otros 29 miembros de Greenpeace fueron detenidos en Rusia.  http://grpce.org/1e1aupe

 

fuente: Greenpeace Argentina