A pocos días de la decisión, positiva o negativa, de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, en sus siglas en inglés), de permitir a la empresa Shell de iniciar perforaciones en el Ártico,  se realiza una campaña internacional de firmas para impedir lo que significaría una espiral de empresas pidiendo las mismas facilidades. La directora de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, Lisa Jackson, deberá tomar en estos próximos días una decisión que se puede constituir en el certificado de defunción de un ecosistema único y primordial para el planeta: el Ártico.

Una de las empresas más poderosas del planeta, la petrolera Shell, espera el permiso de la agencia norteamericana para iniciar perforaciones en el círculo polar, un sitio que se está derritiendo a mayor velocidad de la prevista por los científicos, como lo demostró hace pocos días el desprendimiento de un enorme trozo de glaciar de casi 40 kms de longitud desde Groenlandia. En tal sentido, la organización internacional Avaaz puso a disposición una página – www.avaaz.org/es/save_the_arctic/?bePpNbb&v=16641″ target=”_blank”>www.avaaz.org/es/save_the_arctic/?bePpNbb&v=16641 -,  donde se puede hacer un clic para enviarle un mensaje a Jackson para que tome una decisión negativa.

 

“Si Lisa Jackson le concede a Shell este permiso, entonces Exxon, Chevron y otras empresas llegarán detrás para cubrir estos hermosos paisajes helados de sucias plataformas petrolíferas, bombas y tuberías. Instemos a Lisa Jackson a que detenga inmediatamente a Shell antes de que sea demasiado tarde”, destacan los impulsores de los mensajes a la funcionaria norteamericana.

 

”Las perforaciones en el Ártico ya han sido condenadas por el gobierno británico, compañías de seguros y la Guarda Costera de Estados Unidos. Para frenar esta locura, debemos unirnos y concentrarnos ahora en la persona que tiene el poder de detenerlo. Hagamos todo lo posible para que el Ártico se salve de estas peligrosas perforaciones, y podamos protegerlo como un tesoro global”, agregaron.

 

El ártico es en su mayor parte un extenso océano cubierto de una capa de hielo, y rodeado por tierras despobladas de árboles y subsuelo helado. En ese ecosistema único habita una fauna particular.

 

 

Fuente: Telam