Las cooperativas de salud de América manifestaron su preocupación por el impacto que el cambio climático está produciendo sobre la salud humana, en particular, sobre los habitantes de los países no desarrollados. La inquietud se manifestó en el marco de la XVII Conferencia Regional de la Asociación de Cooperativas Internacional (ACI América), que se realiza en Buenos Aires, y que concluye hoy. “Fue contundente esa preocupación, sobre todo por el impacto nocivo sobre los países que no son responsables de dichos cambios, y que provocan desigualdades, inequidades e injusticia social”, dijo el vicepresidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud (FAESS), Raúl Barr.

En las conclusiones del Foro de las Cooperativas de Salud ante los Cambios Climáticos, destacaron la necesidad de implementar “una salud más verde”, mediante hospitales con diseño ecológico, eficiencia energética, energías alternativas, alimentos locales, conservación del agua y reciclaje de desechos.

Asimismo, se propuso recabar evidencia científica a través de un sistema de vigilancia epidemiológica, para avalar la relación entre el cambio climático y la salud; generar mecanismos de adaptación y ayudar a los países a determinar los puntos vulnerables de sus sistemas sanitarios y crear capacidad para reducir la vulnerabilidad de la salud al cambio climático.

 

“Se plantearon como principales problemas, las enfermedades transmisibles, la seguridad alimentaria, los riesgos de desastres, el acceso a agua limpia y los vectores de enfermedades”, señaló el especialista.

“Muchas de las enfermedades más mortíferas como las diarreas, la malnutrición, la malaria y el dengue son muy sensibles al clima y es de prever que se agravarán con el cambio climático”, concluyó.

Fuente: TELAM