Todo el año es importante y nutritivo consumir frutas frescas. En particular, en otoño tenemos alta oferta de frutas de estación como las manzanas y peras: verdes, amarillas y rojas. En sobre manera, la forma de producción de frutas orgánicas fomentan y garantizan la nula aplicación de productos agroquímicos. Esto asegura la ausencia de residuos de origen químico en las cáscaras y pulpa de las frutas, haciendo aún más sanos los alimentos que ingerimos. Los Bag de temporada que ofrece Jardín Orgánico incorporan frutas de estación como peras y manzanas proveyendo diversidad, en buena cantidad y que ofrecen alimentos sanos que complementan nuestra dieta con efectos positivos para nuestro cuerpo.

Ambas frutas, contienen un alto contenido de fibras que protegen la salud de nuestro organismo con cuidado principalmente del sistema digestivo ya que aceleran el proceso. Además, aportan nutrientes claves para un correcto funcionamiento del metabolismo como microelementos (Calcio, Potasio, Cobre y Zinc) y vitaminas A, C y K. Particularmente, en el caso de las peras, contienen un alto porcentaje de agua en su composición y favorece la sensación de saciedad. Las manzanas por otro lado, poseen altos niveles de fósforo, indispensables para la buena salud de la mielina (membrana que recubre las neuronas) y la correspondiente neurotransmisión que deben generar. Entonces, consideramos que ambas frutas son ciertamente muy necesarias para incorporar en el día a día de nuestra alimentación, siendo de gran importancia su origen productivo bajo modalidades orgánicas.

Los Bags de Temporada de Jardín Orgánico, además de traer muchas frutas y verduras orgánicas, incorporan frutas frescas de estación como las manzanas y las peras.