El 22 de Abril se celebró el Día de la Tierra.

Se cumplieron 40 años del dí­a de la tierra e innumerable cantidad de personas plantaron árboles, limpiaron ríos, no utilizaron bolsas de plástico y caminaron en vez de conducir, todo esto claro que ayuda pero no va a salvar el planeta. Para hacernos verdaderamente “verdes” debemos hacer que nuestras dietas respeten el medio ambiente reduciendo el consumo de carne en ellas.

Nuestros problemas ambientales más graves, así­ como los problemas de salud más graves de la actualidad están directamente relacionadas con el consumo de carne, huevos y productos lácteos.

Informes de EE.UU revelaron que el sector ganadero genera más gases del efecto Invernadero que todos los vehí­culos del mundo. El Worldwatch Institute estima que la cría de animales representa el 51% de todas las emisiones de gases del efecto invernadero, mientras que Greenpeace nos dice que se están arrasando bosques para hacer más espacio para el ganado.

La industria de animales de granja ejerce una gran presión sobre nuestro suministro de agua. Se puede producir una dieta totalmente vegetariana con solo 1,100 litros de agua por día, mientras que producir una dieta que incluya carne requiere más de 15,000 litros de agua por dí­a.

Nuestra dieta basada en carne es en parte culpable del hambre en el mundo, recursos que podrían usarse para cultivar alimentos para nosotros, se usan para los animales de granja y sus alimentos.

Si queremos detener el cambio climático y la destrucción del medio ambiente, al mismo tiempo que detenemos el sufrimiento de los animales y mejoramos nuestra salud, debemos celebrar el Día de la Tierra todos los días, en cada comida.

Entra en www.jardinorganico.com.ar y crea tu propio menú vegano.

fuente The Guardian